Al servicio de la musica y sus poeticas
Buscar     Búsqueda avanzada CATÁLOGO
Libros

Revista Sudestada N 116 Marcos contra ataca
$ 4.500  
Autor: Colectivo Sudestada


Editorial:SudestadaIdioma:EspaolPáginas:62Año edición:2013Dimensiones:20.00 x 28.00 cm
 

1. Esta vez no fue la bruma, ni el fro hmedo, como en aquella madrugada. Esta vez, los recibi una fina llovizna. Cuarenta mil hombres y mujeres, pertenecientes a 28 destacamentos zapatistas, marcharon en silencio bajo una leve gara hasta ocupar cinco plazas municipales en Chiapas -en Ocosingo, San Cristbal de las Casas, Palenque, Altamirano y Las Margaritas-; las mismas que haban tomado militarmente aquella inolvidable maana del 1 de enero de 1994.

"Hay pocas cosas/ tan ensordecedoras/ como el silencio", anot Mario Benedetti. Tena razn. Nadie en Mxico pudo ignorar el inquietante estruendo de esa multitud en silencio, marchando a pie, bajo la fina lluvia del 21 de diciembre de 2012, con el rostro cubierto y con el puo izquierdo en alto. Quince aos pasaron de la todava impune masacre de Acteal, donde 45 indgenas fueron fusilados por un grupo de paramilitares a sueldo del entonces -y ahora- gobernante PRI; y dos dcadas de aquel asalto de madrugada que cambi para siempre la historia mexicana, que los situ a la fuerza en el mapa poltico y los transform en un faro para miles de rebeldes en todo el mundo, en un ejemplo de dignidad y persistencia para tantos irreverentes, en una extraordinaria experiencia de construccin a nivel regional, en una referencia incuestionable para quienes ya no crean en las mentiras de los funcionarios o no toleraban la limosna del Estado.

Contundente demostracin de fuerza, retorno al escenario nacional, impacto meditico de alto alcance, mensaje al flamante gobierno del PRI (y a los derrotados del PRD y del candidato progresista Andrs Manuel Lpez Obrador); la masiva manifestacin del EZLN abri la puerta a varias conclusiones: no slo confirm su capacidad logstica y su vigencia poltica, no slo rompi con rumores de divisin, crisis y desgaste, sino que tambin expuso un interesante fenmeno: la renovacin generacional en sus bases. La mayor parte de los zapatistas que marcharon eran jvenes que crecieron y se formaron en un marco de lucha y resistencia. Pero la marcha silenciosa no slo se limit a aportar imgenes desde lo simblico; tambin fue el primer paso en lo que el subcomandante Marcos defini como "un cambio de etapa".

"Escucharon? Es el sonido de su mundo derrumbndose. Es el del nuestro resurgiendo", escribi Marcos, otro que regresaba despus de aos de perfil bajo, despus de mucho tiempo de silencio, para proponer otro rumbo. El comienzo, otro nuevo comienzo para el zapatismo.

Desde ese 21 de diciembre hasta febrero de este ao, el EZLN dio a conocer 16 comunicados en los que diagnostic el retorno del PRI al gobierno federal, critic al candidato opositor, analiz el presente de las comunidades indgenas, polemiz con sus crticos y, principalmente, dio cuenta de las novedades. "Pretendieron desaparecernos con la mentira y el silencio cmplice... Seis aos despus, dos cosas quedan claras: ellos no nos necesitan para fracasar. Nosotros no los necesitamos para sobrevivir", sentenci el Sup. El repliegue haba durado demasiado: desde 2008 fueron cuatro aos de silencio, con la excepcin de la participacin de la marcha impulsada por el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, encabezado por el poeta Javier Sicilia en 2011, y las siempre presentes denuncias de las Juntas de Buen Gobierno acerca de agresiones de paramilitares en la regin. El aislamiento provoc una notoria distancia con los aliados y simpatizantes, y esa brecha agudiz la soledad de los zapatistas, pero tambin potenci y consolid la construccin en las comunidades controladas por el EZLN: "Nosotros, que nunca nos fuimos aunque as se hayan empeado en hacerles creer los medios de todo el espectro, resurgimos como indgenas zapatistas que somos y seremos. En estos aos nos hemos fortalecido y hemos mejorado significativamente nuestras condiciones de vida", destac el Sup, en el mismo documento en el que anunci los tres ejes de la nueva etapa: Ratificar la pertenencia al Congreso Nacional Indgena (CNI), retomar el contacto con los adherentes a la Sexta Declaracin de Lacandona y, por ltimo, la intencin de "construir los puentes necesarios hacia los movimientos sociales que han surgido y surgirn, no para dirigir o suplantar, sino para aprender de ellos, de su historia, de sus caminos y destinos".

Financia
Consejo Nacional de la Cultura y las Artes
Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. Fondo de Fomento de la Música Nacional. Convocatoria 2012.

Libreria Acentto
Contacto
Agua Santa 397, Viña del Mar, Chile.
Horarios: Lunes a Sábado de 10:00 a 14:00 / 16:00 a 19:30
Teléfonos: 056-32-2493384 / 09-94388935 (móvil)